02 diciembre 2007

Crónica Mallorca - Murcia: CONDENADOS A LA MEDIOCRIDAD

Quería cambiar el título, tenía ganas de hacerlo… lo esperaba; pero no ha podido ser, estamos abocados a permanecer en el medio de la tabla, es decir, en la mediocridad, lo cual tiene su parte buena porque se evita el descenso pero que, al mismo tiempo y como ya he dicho en muchas ocasiones, es sinónimo de aburrimiento porque los nuestros terminarán por no jugarse nada.

Se especulaban varias alineaciones iniciales pero nuestro indefinido mister nos sorprendió a todos colocando a Tuni en el extremo/interior izquierdo y a Juan Arango como segundo punta, para plantear un 4-1-3-2 con el 3-2 bastante flexible.

Casi un mes después desde la última vez, empiezan a hacer su aparición por la tribuna las fuerzas vivas mallorquinistas: Andreu, Joan, Jaume, es metge y un largo etcétera de caras conocidas. Hay optimismo y relajación generalizada pero ¡ay!, ¡los contagios!, a los pocos minutos ya nos damos cuenta de que los nuestros habían salido “sobrados”, sin nervio, lentos y, lo que es peor, fallones; es cierto, dominábamos, pero con una aparente falta de patrón, abusando del pase largo hacia Güiza, con el 4-1 defensivo a menudo muy distante del 3-2 ofensivo y sin rematar a puerta; de hecho en los primeros 45 minutos sólo lo hicimos una vez: ¿qué esperar?.

Tampoco fue justo que tras un fallo defensivo de Fernando Navarro, que Tuni pudo enmendar, pero que sólo agravó, y un rebote/rechace, Iñigo Vélez consiguiera adelantar a los pimentoneros que habían estado a la expectativa y sin ofrecer absolutamente nada. La esperanza era que el gol en contra espoleara a las hordas mallorquinistas, pero tampoco fue así y con el triste bagaje de un remate de cabeza de Güiza y otro de Ochoa hacia su propia portería, se llagaba al final de los primeros 45 minutos, momento en el que se oían los primeros “chiflidos”.

Durante el descanso se homenajea a un nuevo campeón mundial mallorquín, se trata de Luís Vidal en la disciplina de fisioculturismo, quien nos deleita con un musculoso striptease para enfundarse la zamarra bermellona.

Vuelve Manzano a saltarse su norma de no hacer cambios hasta el minutos 67 y en el descanso da entrada al Chori Castro por un desdibujado Tuni, que perdió una muy buena ocasión para reivindicarse. De inmediato se vio que habían habido más que palabras en el vestuario y el espíritu de los nuestros era otro, creo que se habían conjurado y gritado aquello de www.aporellosoee.com, lo que para nuestra desesperación coincidía con una cada vez más descarada pérdida de tiempo del equipo que dirige Lucas Alcaraz. A lo largo de los primeros 10 minutos tuvimos más oportunidades y creamos mucho más peligro que en toda la primera parte.

Tras un susto morrocotudo que Iñigo no sabe culminar, se produce el cambio de Webó por un apagado Arango y en el minuto 68, el Caño lanza magistralmente una falta para que Pierre Achille de precioso plongeon y magnífico testarazo, imponga justicia y bata a Notario. Uy, me olvidaba: GOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOL.

Parecía que a partir de ese momento el partido iba a ser un monólogo atacante mallorquín pero, muy al contrario, el Murcia pareció espoleado y fue en busca de recuperar su ventaja en el marcador. Ello hizo que en los últimos 20 minutos se sucedieran una serie de muy buenas oportunidades por ambos bandos hasta que se llegó al pitido final sin que se volviera a mover el marcador.

No obstante, dos detalles no pueden pasar por alto y que fueron dos buenos sustos: la acertada decisión del árbitro, Velasco Carballo, al no sancionar un pretendido penalti de Lux sobre Iñigo y la extraña salida de nuestro cancerbero, que abandonó su meta y se fue a por uvas.

Fin del partido y más que justo reparto de puntos que nos condena a la mediocridad, vistos los méritos que hemos hecho.

Pero que la fiesta no decaiga y que por nosotros no quede, la próxima jornada a Santander, con Ginesa al frente, www.aporellosoee.com y a ganar al Racing.


Llama o llamó la atención:

- La colla de cameruneses, bandera sui generis incluida, que en la tribuna de sol bailaba al son de nuestro himno.
- El afeitado de Güiza, suponemos que para no pinchar a su bebé.
- El estado depresivo en el que se haya sumido Pepe por su Betis.
- Que Rosalía ya no tosa: ¡cuídate!.
- Lo bien que a veces definen los apellidos a sus “dueños”, David Gutiérrez de Coz, a los 10 minutos, ya había soltado su primera ídem y tarjeta amarilla.
- Que el murcianista Goitom, de color negro, sea sueco (efectos del cambio climático, aclara es metge).
- Que ya lo dijera mi dilecto Fernando, que con dos goles seguro que ganábamos, pero no fuimos capaces.
- Y otro apunte suyo acertado al cien por cien, que el Murcia es un equipo bien organizado, agresivo, con mucha actitud, con las líneas bien juntas y que defiende muy encima, rompiendo el ritmo del rival con faltas continuas.


Hoy no hay, lo siento:

Hoy no hay rincón político, para alegría de algunos de los que me leéis (¿o nadie me lee?); prefiero contenerme y no escribir alguna de las cosas que pienso tras el rebrote terrorista… ¿os acordáis del grupo musical Amistades Peligrosas?… pues eso.


Hoy, a cambio, especial Valencia:

Siempre es una inmensa alegría volver a la capital del Turia, a la ciudad que fue mi hogar durante 4 añorados años. ¡Como está Valencia!, ¡que gusto ver como los mejores presagios se han cumplido!, ¡que bien lo han hecho Rita y los diferentes equipos que han gobernando la Comunidad!.

Qué decir de los Vallesines, siempre encantadores, haciéndote sentir como en casa, desviviéndose por nosotros, cariñosos, acogedores… gracias, mil gracias.

Y lo de las Cristinas Sánchez Mo…, eso no tiene nombre, están como siempre, simpáticas, alegres, divertidas, detallistas, en fin, una delicia.

Y para terminar, el restaurante Bergamonte y la familia Sánchez Morant, eso si que es dedicación, amor al trabajo, afán de superación y buena comida, mejor servicio y mucho amor. Muchas gracias, cuidaos y os esperamos en la Costa de los Pinos.

Feliz semana,

Enrique


No hay comentarios: