14 abril 2008

Crónica Mallorqueta - Sevilla (2-3). FUERON SUPERIORES Y NOS DEVUELVEN A LA REALIDAD.

Sueños europeos aparte, nuestro pobre objetivo sigue siendo la permanencia, tras cuya consecución convendría que los responsables del Club hicieran un profundo análisis de por qué hemos conseguido tan poco, con el equipo que tenemos.

Tercer y último episodio de la temida trilogía (Valencia - R. Madrid - Sevilla) y el único resultado que podemos considerar malo pero al que no se le puede poner ningún “pero”, valga la redundancia. Tarde “veraniegoprimaveral” aunque lloviese en la Costa de los Pinos, con 24º y 57% de humedad, según el siempre sospechoso artilugio de Humiclima.

Se respiraba tranquilidad en las gradas; es metge parecía otro, Adolfo subía las escaleras sonriente, yo me comía las pipas con meticulosidad y me ponían al tanto de que sólo era una impresión mía ya que en la tribuna de sol habían llegado a las manos por conseguir uno de los parasoles que ofrecían los de mallorcarapid.com

Solicitan que levantemos los citados parasoles cuando salga nuestro equipo y tras una eternidad de música de romanos, que a mi ya me parecía oir a las cuádrigas, un 20% del público hace caso al speaker, lo cual dada nuestra idiosincrasia, no está nada mal.

La primera parte transcurrió con dominio alterno y pocas oportunidades por ambos bandos, incluso me atrevería a decir que hubo alguna más para nuestros chicos. Solo destacaban el buen partido del bravísimo Fernando Navarro y el cada vez más tendencioso, aunque no descarado, arbitraje con pequeños pero constantes favores hacia los visitantes, ¡como no!.

En el minuto 42, David Navarro despeja mal una pelota que se eleva muchísimo y va a caer al borde del área pequeña, donde justament se encontraba Renato y donde, dejándonos a todos atónitos, nuestro binissalemer predilecto ofrecía una cantada que ni la traviata, porque el descarriado fue él y no Violeta Valery: ¡se sale con más decisión, coño (Bermejo pixie dixie)!, bien para atrapar el balón, bien para despejarlo. Dos últimas oportunidades bermellones nos llevaron hasta el “tentol”.

Y entró Kanouté… pero primero teníamos que empatar y gracias a un petit descontrol de la zaga sevillista, llega un corner y digo a mis vecinos: “señores, levántense ya, para evitar lesiones en nuestros cuádriceps, porque va a ser gol… y lo fue. Goooooooooooooooool de Güiza tras varios rechaces.

Seguidamente contamos con dos nuevas ocasiones y tuvo otra el Sevilla por una nueva indecisión de Moyá, ¡que día!, hasta que llegamos al minuto 65 y Kanouté, a saque botado por Alves, cabecea poderosamente al fondo de nuestras mallas. Once minutos más tardes, era Alves, desde fuera del área y con la zurda, quien de espléndido trallazo enviaba el cuero a la escuadra de nuestra ayer “perforable” portería. Jugaban más y mejor y los nuestros se habían venido abajo; quedaba poco menos de un cuarto de hora y se daba el partido por perdido.

Sólo un buen disparo de Arango y el golazo de cabeza de Webó (en el minuto 89) animaron el trecho final del encuentro.


Llama la atención:
- Las piernas de alguna (pocas a fuer de ser sincero) de las señoritas de mallorcarapid.com.
- Que el Galgo apenas profundice y que Varela siga sin estar a la altura, si bien es cierto que ambos tenían importantes tareas defensivas en el día de ayer.
- Por el contrario, que Héctor continúe ganándose nuestros respetos y que Fernando Navarro no haga sino confirmar su estado de gracia.
- Que Borja no nos hiciese olvidar al Caño.
- Lo tardío de los cambios y lo poco que gustó que Manzano sentase a Güiza.


El espectáculo:
El desconocido joven aficionado que sentado delante de mí, se pasó el partido levantándose para poderse bajar los pantalones y así estar más incómodo y poder mostrar al mundo entero sus cutres calzoncillos: ¡patético! (del botón de 4 agujeros a modo de pendiente, ni comentario).


Toni Tacha:
No quisiera terminar sin dedicar unas palabras al responsable de la “Organització”, que dando muestras de una profesionalidad eficaz y envidiable, ayer había resuelto el problema de la puerta de salida que mencionaba la semana pasada. En nombre de todos los que salimos por ahí: ¡gracias Toni!.


Tenemos muchos más equipo que para sólo luchar por la permanencia y si alguno todavía soñaba con alguna posibilidad de incursión europea, ayer y esta vez sin nada que objetar pues el Sevilla fue netamente superior en la segunda parte, volvimos a la realidad de un Mallorqueta que, visto lo visto, podría haber estado luchando por entrar en la Champions en vez de deambular por tierra de nadie.

En fin, nosotros a lo nuestro, que no es más que animar a nuestros muchachos frente a los pimentoneros que están con el agua (escasa en su tierra, por cierto) al cuello y que ya oyen los gritos de aporellosoee.


El rincón político:
No, no es que me haya olvidado de incluir algún comentario tendencioso, es que hoy ya es bastante larga la crónica; paciencia que guardo cositas para la next week.

Feliz semana, visca el Mallorca y un fuerte abrazo,,

Enrique


No hay comentarios: