02 noviembre 2008

Liga: Atco. de Madrid - Mallorqueta (2-0): PIN-PAN, PIN-PAN Y LA CRUDA REALIDAD.

Y cuando Barça y Villarreal habían hecho su trabajo para que los que son de nuestra liga pierdan, van los de la sangre de horchata de chufa y fan es ridícul, dándole vida al Racing.

De nuevo el mismo escenario, el Nautic de Cala Bona, y de nuevo llego tarde, esta vez junto a mis más allegados y rodeado de más mallorquinistas (sin exagerar, eh). La entrada es triunfal pues cuando aún no hemos tomado asiento ya nos enchufan el primero con pasillo colaborador de nuestros ¿defensas? centrales (min. 14, el Kun).

A mi que me perdone don Gregorio (aunque cláusulas contractuales le dejasen sin dos de los que creo son piezas claves), pero cuando confirmo que jugamos con Scaloni, Martí, M. Suárez y Varela en la media... que queréis que os diga... ni un solo creador, ni uno que trate bien el balón, ¿cómo y quién va a subir el balón?, ¿quién y cómo se va a conducir el juego?... no hay mucha más cera de la que arde pero otra disposición u otros hombres parece que hubiesen podido ser mejores porque, si para colmo, el que acompaña a Aduriz es ese prodigio de intensidad, nervio y coraje llamado Arango... lo de Halloween de ayer se queda en nada... ¡de miedo!.

Buenas aceitunas, mejores patatillas, fresca cañita y gol, otra vez el Kun, otra vez por el centro de la defensa y otra vez tras idéntico periodo de tiempo tras el primer gol (min. 28). Mala primera parte aunque no tanto como otras y con alguna que otra buena oportunidad, pero sólo el recuerdo de otras segundas partes nos hacía albergar alguna esperanza. Por cierto, ¿no opináis que en el min. 42, el encontronazo que sufre Moyá viene precedido de un penalti de David “La Roja” Navarro?.

Dos cambios tras el descanso, el obligado de Lux por Moyá y el lógico de Trejo por Scaloni. Y ¡cómo se notó! la entrada de Óscar Guido, por fin había alguien que movía el balón, que jugaba con cierto criterio lo que, junto a nuestro habitual mejor juego en las segundas partes, hacía sospechar que podíamos volver a entrar en el encuentro, en cuanto al marcador se refiere, máxime cuando en el min.47, Aduriz estrelló un balón en el larguero.

Y jugamos bastante mejor, y tuvimos la posesión del esférico, y disfrutamos de buenas ocasiones (la última en un fallido remate a bocajarro de Webó -que había entrado por Pep Lluis Martí- en el min. 84), pero no siempre va a ser igual y en un plis-plas, sin darnos cuenta, nos habían colado dos goles y tras los 90 minutos reglamentarios volvíamos a la cruda realidad.


Llama la atención:

- Que jugásemos de negro, como a veces veo el futuro de “nuestro” Club.
- Lo bien que jugó Trejo, a pesar de cierta falta de continuidad.
- Que en los próximos 3 días, el “morenito-power” pueda hacerse, por primera vez, con dos grandes éxitos: el mundial de Fórmula 1 y la presidencia de los EE.UU. de América del Norte.
- Que lo mejor del encuentro fuese la hamburguesa con queso y bacon del descanso.
- ¿Por qué los otros 3 equipos visitantes metieron ayer 4 goles y nosotros no?, ¿alguna mano negra?, ¿nos quieren hundir?, ¿complot judeo-masónico?.


El rinconcito político:

Cada vez más cerca del final del encuentro, el resultado continúa inamovible, G-20, ZP-0.


Me veo obligado por las circunstancias a felicitar a los Fernandos, Saluses, Andreses, Carloses, y resto de matalasers y lo hago, no de buen grado, pero sí con la esperanza de que se la devolvamos con creces en Son Moix; aunque antes tendremos que dar buena cuenta del Athletic el próximo domingo a las 17:00, cuando en el Ono Estadi sólo se escuche aquello de aporellosoee.

Feliz semana si es que entre la desaceleración y el resultado podéis,

Enrique


No hay comentarios: