05 marzo 2009

Copa: Mallorqueta - Barça (1-1): MENOS MAL DE ESTE RESULTADO

Frío hacia un poco, pero el viento producía la tan manida “sensación térmica” de estar solo, en un descampado, enfrentándonos a los más desapacibles agentes climatológicos y nuestros suaves y delicados cuerpos no hubiesen soportado una prórroga de madrugada.

Se acabó lo que se daba, nuestra andadura en la Copa del Rey ha sido larga y brillante y sólo nos ha faltado el pastel de la final y la guinda de la consecución del campeonato. Como bien dice el mister, nos vamos con la cabeza alta, y yo añadiría que con varias conclusiones que enumeraré más adelante.

Salimos con una alineación inicial medio titular, medio reserva y presionando muy arriba (la formación enemiga era bastante más de circunstancias) y tras el susto nada más comenzar (jugadón de Iniesta y paradón de Lux en el min. 2) que nos amedrentó un poco, fuimos recuperando las posiciones e incluso así como pasaban los minutos parecía que el sueño era posible. Por su parte, los culés jugaban con muchas precauciones.

Min 44’59”… el éxtasis… goooooooooooooooooooool del Mallorca, chicharroooooooooo , chicharroooooooooo, chicharrooooooooooooo, goooooooooool del Choriiiiiiiiiii Castrooooooooooo. Trallazo es-pec-ta-cu-lar que limpia las telarañas de la portería defendida por Pinto, pinto, gorgorito…

Llegamos al descanso con un esperanzador 1-0 y la posibilidad de una prórroga más cercana. Para recuperar fuerzas iniciamos la operación bocata.

Trepidante inicio del segundo periodo y ya en el min. 48’ muy buena jugada de Keita que le deja el balón a huevo a Webó, quien bate a Pinto aunque en posición de fuera de juego, por muy poco, pero fuera de juego. Dos minutos más tarde, penalti de Cáceres sobre Webó y expulsión… entusiasmo desmedido en las gradas, ya casi nos veíamos en Valencia frente al Athletic (muy bueno lo de “cómete el rabo, del Nido, cómete el rabo, cooomete el rabo, del Nido cooomete el rabo”). Pequeño lío sobre quién debía lanzar la pena máxima y lo hace Pep Lluis Martí de forma no magistral, es decir, por el centro, para que Pinto detenga con las patas. ¡Merda, caca, pis…! Y aquí un detalle que yo no observé pero que espero que alguien nos cuente, insertando un comentario.

El Mallorqueta había tenido su momento y su oportunidad y no la supo aprovechar; se acercaba el principio del fin, min. 65’, tarjeta roja a Josemi por dura entrada al recién incorporado Messi, seguido de un nuevo paradón de Lux. Se habían igualado las fuerzas numéricas y había entrado el crack para desestabilizar la contienda. Para no sufrir demasiado al final, en el min. 80, error garrafal (con la ayuda del viento) de David Navarro que aprovecha, como no, Messi para plantarse delante de Lux y picar la pelota por encima del bravo cancerbero carcarañense.

Esto se acabó y corriendo para casa que es tarde y hace un frío que pela.


Conclusiones:
· Compromiso, ganas, garra y lucha: esto es lo que esgrimieron nuestros muchachos en el día de ayer y éste es el camino (ya iniciado, dicho sea de paso) para la salvación.
· Toque: a cuentagotas pero toque, a lo largo de breves e intermitentes pasajes del encuentro, básicamente en la segunda parte, jugamos y tocamos el balón con criterio, con agilidad, aparentemente con facilidad y hasta con maestría… ¡chicos, veis como se puede!… ¡aporellosoee!.
· Keita: Limitado pero luchador incansable que no se amilana y que tiene un don muy interesante: sorprende a propios y extraños en el momentos más inesperado.
· Castro: Gregorio, dale minutos, tiene algo especial en sus botas (golazo aparte).
· Lux: me alegro Germán, tus detractores tendrán que tragarse, una vez más, sus palabras… providenciales intervenciones.
· Josemi: una bestia parda que no sirve para jugar en primera y menos en un equipo señor como nuestro Mallorqueta.
· Como un solo jugador, Messi, puede cambiar un partido.


Llama la atención:
· La asistencia de la cúpula de Apiba (su empresa de pinturas en la isla y allende los mares) al completo.
· Que el fiel Jaume llegase con mucha antelación, ataviado con una bufanda blanca Madrid y que hiciese una incursión en la zona de prensa.
· La alegría que me dio ver que jugaba Cáceres, lo cual es sinónimo de errores defensivos… y así fue.
· Que el linier de la tribuna cubierta no supiese nunca qué señalar y lo hiciese sólo después de ver qué había marcado el árbitro.
· Que Keita jugase contra Keita (por cierto, el nuestro muuuucho mejor).


El rincón político:
· ¡Qué diferencia entre el PSOE y el PP!: Touriño fracasa y se va o lo largan, Estarás
fracasa y se queda más contenta que unas castañuelas y creyéndose que puede hacer algo.
· Muy interesante será ver qué hace finalmente Núñez Feijoo; parece dispuesto a cumplir a rajatabla sus promesas electorales sobre disminución del gasto pero lo veo más dubitativo en el tema del idioma en las escuelas. No hay una fácil y económica solución; existe una necesaria (la que creo que hará) y otra inteligente (la que no se atreverá a hacer porque tampoco estoy seguro de que lo demande la masa).
· Y si no son para tirar cohetes los resultados populares gallegos, reitero mi rotunda opinión de que los vascos son un fracaso estrepitoso, se han perdido casi el 33% de los votos, y dos diputados cuando había 9 más en juego. Eso sí, la cúpula pepera muestra su satisfacción.

Se acerca lo bueno, el domingo frente al Betis de muchos conocidos. Nosotros a lo nuestro… aporellosoee, que les vamos a machacar (espero).

Hasta entonces,

Enrique

P.S. A Lolo el Charro, ¡que le den!.


1 comentario:

Tolo Comas dijo...

TITULO: Dos hombres y una actitud. Tal para cual. Cuando se procede a lanzar el penalti, varios jugadores se ponen a discutir en medio del campo para ver quien lo tira, en la actitud pasiva del técnico. Cuando se lanza el penalti, el jugador Juan Arango, se queda junto el banquillo, en una actitud pasiva bebiendo agua, mientras sus compañeros apoyan al lanzador por si éste falla y así poder recuperar algún rebote y materializar éste gol que hubiera cambiado todo.