15 abril 2010

Liga: Zaragoza - Mallorqueta (1-1): ÉL TENÍA QUE HABLAR.

Ciertamente no podemos hablar del robo del siglo pero sí del gafe, ese tiparraco siempre dispuesto a estropearlo todo. Es manzanista, era aranguista, es varelista y, por supuesto, siempre está en contra de lo que este juntaletras escribe o dice.

Faltaban 20 minutos para el final y la segunda parte era tan deplorable que lo más normal era que se mantuviese el empate. Pero no, levándose sobre el césped, cuasi levitando diría yo, apareció la soberbia figura del pichichi de los pichichis, de la elegancia en el salto hecha arte, de ese pedazo de cabeceador llamado Aritz Aduriz, para desnivelar el luminoso y acercarnos un poco más a la Champions; el delirio en ca’n Mas fue desbordante, incluso los semiparalíticos por lumbago saltaron de sus asientos, mis antiparras volaron por los aires, en fin, el acabose, cuando de repente nos dimos cuenta de que nos habían anulado el gol por fuera de juego inexistente. Indignación, desolación, impotencia, rabia contenida y también desatada; no había explicación posible, la posición era claramente legal aunque muy justa, son esas jugadas en las que los jueces de línea lo tienen “pero que muy difícil”, ¿no había explicación?, que la había: él había hablado pocos minutos antes para decir… “hay que reconocer que los liniers han mejorado mucho y que ahora apenas se equivocan”, sí, sí, lo habéis leído bien, él tuvo que hablar y (con perdón) cagarla; ahora que siga defendiendo lo indefendible y aquí primero paz y después gloria, que es amigüito mío y no se lo tendré en cuenta.

En fin, un puntito es un puntito, máxime tras la derrota del Sevilla pero de nuevo fue una muy buena oportunidad perdida. Saltamos al terreno de juego con un once lógico, oportuno y bien posicionado. El Excmo. Sr. Colegiado comenzó como debe ser, favoreciendo a los grandes (a nosotros) aunque bien pudo pitar un penalti sobre Mattioni, que no era, pero que le hubiésemos agradecido sobremanera (sobretodo si lo hubiésemos materializado).

Estamos acostumbrados a grandes arranques y en esta ocasión no iba a ser menos; dominábamos, nos paraban a base de faltas y a los diez minutos jugadón de Mattioni con centro al área para Aduriz que no consiguió gol por la magnífica intervención de Roberto que despejó a córner. Se lanzó el mismo y goooooooooooooool del Mallorcaaaaaaaaaaaa, ¿gol de quién? ¿? ¿? ¿?. ¡ah!, ¡¡¡de Rubén!!!, gooooooool del nuevo Beckenbauer, gol de la prolongación cabeceadora de Santillana, gol, gol, gol.

Pero pasaron otros diez minutitos y nos la devolvieron, golazo de Humberto El Chupete Suazo, quien con la colaboración de Rubén que más que a marcarle se dedicó a demostrarnos sus habilidades para la danza y el ballet, y en casi, casi fuera de juego, se recochineó de nuestro cancerbero, el jueu Aouate, marcándole vía tremenda vaselina ¡qué se le va a hacer!

No conseguimos rehacernos ni volver a controlar el juego, no disponíamos de ocasiones y así como pasaban los minutos iban aumentando nuestras imprecisiones y la elección errónea de las jugadas.

La segunda parte fue para olvidar, sólo el ya narrado gol anulado y un patadón a Mattioni ni siquiera sancionado nos hicieron despertar, el resto, un cúmulo de despropósitos a partes iguales que duró hasta el chiflido final. Lo dicho, un puntito es un puntito, que pudieron ser tres aunque no exhibimos demasiados argumentos para merecerlos.

Llama la atención:
- El espectacular resultado cosechado por el equipo colchonero en su feudo, frente al todopoderoso Jerez.
- El peligrosísimo disparo de Víctor en el min. 89, clara demostración de la idiosincrasia roqueña.
- Que los enemigos tengan un jugador que “Da” Pennant y que tiene pinta de aborigen.
- Lo feo que es Gay, además de eso.
- Que el Chori desapareciera en la segunda parte.
- Que Pep Lluis anduviese tan acelerado.

El rincón político:
Los brotes verdes primaverales se retrasan al igual que los económicos… parte de la oposición sigue inane, vana o lasa, la otra corrupta, aprovechada y ladrona. Continúan las garzonadas, los de la zeja no madrugan, Bibiana no deja de ser repugnante, como tampoco lo consigue Pepiño… y la oposición, tocando el tambor.

A recuperarse rápidamente ya que el lunes tenemos que estar prestos y dispuestos para afianzarnos en el cuarto puesto, sin hacerle ascos al tercero. Para ello tendremos que ir aporellosoee, a por el Osasuna del sudoroso Camacho.

Buen fin de semana,

Enrique


4 comentarios:

El tiparraco ese dijo...

Por alusiones:

Que rico estoy con la boca callada. Dicho esto me reafirmo en que cada vez andan más finos, aunque en esta ocasión nos perjudicaran alevosamente.
También quisiera recordar que desde el princpio del pseudopartido dije que el Turienzo ese es más malo que la carne de pescuezo, mientras que OTRO dejó caer, como si tal cosa,... "de momento lo está haciendo bien"...
Y no tengo "más" que decir.

Anónimo dijo...

Nada,nada.....ARBITRO COMPRADO Y EL PITO REGALADO!!!!!!!!!!.
Que no los dejan disfrutar a los petits!!!!.Con los ánimos que traían después de lo del Valencia!.
El próximo partido por estadística y situación,toca victoria.Asín....que no cunda el pánico.
Además,el Valencia, va a perder o a empatar.
Y politicamente hablando,todos los políticos son....,politicamente incorrectos y humanamente incorrectos. Deberían meterlos a todos en un saco y lanzarlos al volcán de Islandia,hay que reciclar!.sobre todo a "Bibi la repu",jajajaja,tiene una pinta de bruja piruja.....
Buen finde.

TONI dijo...

Hola buenas, a este paso nos va a dar algo a los segidores del Mallorqueta, increible, pero cierto, a falta de 6 partidos otra vez quartos, eso si, solo un puntito de ventaja, "QUE GRANDE QUE ES EL MALLORQUETA" Ahora a por el Osasuna de camacho, que seguro que esta de meditacion, buscando en el limite de la legalidad, la forma de intentar consegir puntuar contra nuestro Mallorqueta.
aporellosoee que son pocos y cobardes.
Un saludo a todos los lectores
Hasta el lunes

Enrique Mas dijo...

Bueno, tiparraquín... ¿amigüitos?

Anónimo/a... te veo soliviantado/a pero animoso/a... ¡¡¡adelante!!!

Toni, sí que nos va a dar algo, pero como nos es por denscender... pues que es más llevadero.