16 agosto 2010

Trofeo Ciudad de Palma: Mallorqueta - Atco. de Madrid (3-2): LA APISONADORA BERMELLONA ATEMORIZA YA A LOS MERENGUES

¿A quién se le ocurre casarse cuando juego el Mallorqueta de nuestros amores?... a Xisquita, ¡enhorabuena!. Y como confió en nosotros para celebrar tan relevante acto…, pues nada, su jefe y yo sin ver el partido.

No obstante, todo hay que decirlo, valió la pena verla tan radiante y vestidita de blanco.

Apesadumbrado por mi ausencia en Son Moix, a partir de las 18:55 empiezo a deambular por el bar del hotel de mi digna dirección para tratar de ir pillando la presentación y posteriormente algo del encuentro… y la primera en la frente, IB3 había anunciado que conectaría a las 19:00 y res de res, hasta las 19:30 niente.

Entre que uno no estaba delante del televisor y que tenía que abrir el buffet, sólo pillé las palabras de Laudrup diciendo que estos son momentos difíciles y que ahora, más que nunca, es fundamental la presencia del público. Antes había hablado el capitán Nunes y posteriormente lo hizo Jaume Cladera en nombre del Club, quien destacó que comenzaba una nueva época y que existía un compromiso de pago a los jugadores.

Oigo al comentarista de la tardía IB3 que Óscar Trejo se ha ido cedido al Rayo Vallecano y que Juanmi Callejón se va al Córdoba.

Parece ser que ha habido un homenaje al fútbol base, tanto del propio Club como de la Part Forana; tiene pinta de haber sido una austera presentación del primer equipo, como aconsejan los tiempos que corren, y dicen que Nunes y Aouate fueron los más aplaudidos.

Y antes de tener que abandonar definitivamente mis labores periodísticas, atisbo a tomar la alineación inicial: Aouate; Pau Cendrós, Nunes, Ramis, Ayoze; N’sue, Martí, Guzmán, Castro; Sergi Enrich y Víctor.

A partir de ese momento comienza la llegada de los más ilustres invitados al bodorrio: M.M., amigo ante todo, carente de vello capilar y acompañado de su siempre espectacular esposa; la flor de mi jardín, mi musa en s’Estanyol otrora sin número, ella… B.M. y su inseparable maridito; C.N., la que nos cambió por otro establecimiento… imperdonable; C.M., mi amiga, amiga de Xisca, amiga de todos… y Joan, el ahora soltero de oro, asediado, perseguido, deseado…

Del resto del encuentro (os recuerdo que todavía no he relatado nada) solamente puedo hablaros de un minuto que pude ver… y vaya minuto… magistral pase de la nueva estrella N’sue y goooooool de Webó, goooool del Mallorca… pero, ¿qué ven mis ojos?... ¡¡¡3-0!!!... aporellosoee

Siguen llegando invitados, llegan los novios, repito, ella radiante, el bien (es que de tíos no entiendo), saludo al gran jefe y señora y ya no paro hasta medianoche aunque hago un mini-break para llamar por teléfono y saber el resultado final… 3-2 y el Trofeo se queda en casita, je,je.

Llama la atención:
- La presencia de la familia del finado en el centro del campo durante el minuto de silencio que se guardó en recuerdo del bombero recientemente fallecido, ¿era necesaria?.
- Que Guzmán no parase de correr durante todo el encuentro y lo más que bien que estuvo Emilio N’sue (todo ello según me comentan).
- Que mallorcadiario.com, unos de mis diarios digitales de referencia, a las 11:30 de la mañana del domingo, todavía anunciara que el resultado final del encuentro había sido de 3 a 0.

El rincón político:
Cerrado por vacaciones, frustración y desolación. (Ahora parece que sí, que continuarán con las grandes infraestructuras, cuando hace menos de un mes dijeron lo contrario, ¿por qué será este continuo rectificar?...).

Y se acerca la hora de la verdad, del reencuentro con la Liga, de volver a las grandes gestas, de gritar cada semana aquello de aporellosoee y todo ello sin olvidar nunca que nos han robado, nos han vilipendiado y que esto no va a quedar así porque ese mallorquín guerrero que llevamos todos dentro va a salir cual volcán en erupción y en todos los rincones de nuestra querida España (a pesar de sus políticos habitualmente amigos de lo ajeno) y de Europa se acordarán de que un día el Mallorqueta de nuestros desvelos y amores fue desposeído de lo que con toda justicia deportiva se había ganado.

Visca el Mallorca!,

Enrique


1 comentario:

Anónimo dijo...

Asi me gusta, rectificar cuando es necesario. Asi da aún mas satisfacción leer sus sabias palabras deportivas. Y sobre todo lo agradece nuestra vista.