22 febrero 2011

Liga: Real Suciedad - Mallorqueta (1-0): AY PENA, PENITA, PENAAA...

Una banda, mayoritariamente proetarra, en connivencia con la climatología, salió a por el partido en la segunda mitad y lo consiguió sin mayores esfuerzos, es nostros, tras un aceptable primer tiempo, sólo pusieron la carne en el asador en las postrimerías del encuentro, cuando ya hubiese sido injusto alcanzar el puntito de rigor.

Nada más comenzar el match nos metieron el miedo en el cuerpo, primero Dudú con una nueva cantada y después mismamente los enemigos con dos claras ocasiones.

Transcurrían los minutos sin un claro dominador y sin ocasiones de gol, excepción hecha de las anteriormente mencionadas y por la mente me pasaban maquiavélicas ideas preguntándome si con el vendaval y la lluvia que caía, enemigos acérrimos de los equipos que, como el nuestro, elaboran un juego de calidad, no podría acordarse un reparto de puntos e incluso dos para ellos y uno para nosotros, con permiso del lagartija de Villar. Todos contentos y calentitos a casita que no estaba la noche donostiarra para andar por la calle.

Llegaba a su fin el tedioso primer acto con algún tímido intento por banda de llevarse una alegría cuando en el 42’ San Aouate se encargó de evitar el uno a cero.

La clave del partido estuvo en la reanudación cuando los anfitriones, poco educados, todo hay que decirlo, se volcaron y nos embotellaron, lanzando córner tras córner hasta que en el minuto 55 nuestro otrora verdugo Tamudín volvía por sus fueros y a pesar de su reducida estatura saltaba más que nuestros centrales y nos encasquetaba el 1 a 0 que a la postre sería definitivo.

Sin solución de continuidad entró el Chori, que ya estaba preparado, sustituyendo al siempre bregador Joao, las cosas podían y debían cambiar porque en el inicio de la segunda parte estábamos totalmente desaparecidos en combate; no estábamos ni se nos esperaba.

Después de unos minutos de descontrol generalizado y antes de la entrada del candidato a emperador, Aki, los vascuences tuvieron dos buenas oportunidades de sentenciar pero nos mantuvimos vivos y, además, la salida del nipón parecía que podía revolucionar el encuentro.
Finalmente tampoco fue para tanto aunque los blanquiazules pasaron un fum gracias al empuje final, más visceral que cerebral, de nuestros muchachos, que incluso incluyó una subida de Dudú a lo Aranzubía pero sin el mismo resultado (más bien al contrario porque de milagro no marcaron en el contraataque).

Y se acabó este mal partido en el que la principal diferencia fue que ellos salieron tras el descanso dispuestos a ganar mientras nosotros nos acicalábamos. ¡Para olvidar!.

Llama la atención:
- Que ya hayamos rebasado los 700 facebookeros que siguen nuestro Blog… gracias a todos y visca el Mallorca!
- Que parezca que haya un pacto para que los comentarios a cada crónica sean 4… ¿cuándo rondarán los 40?... sois una panda de vagos.
- Que en La Lomba, magulladas incluidas, se agolpara el público frente al televisor.
- Los nefastos y vomitivos comentarios de Juan Malillo.
- Que el que no se consuela es porque no quiere: el gol average ha quedado a nuestro favor.
- La frase lapidaria de la noche: “los despejes son al tun-tun, si no, son centros”.

El rincón político:
Estando más que claro que Rajoy tiene un buen marrón con Camps y su trajeado Gürtel, que si vergüenza torera hubiere, el valenciano se iría haciendo mutis por el foro, peor, mucho peor y menos aireado por los objetivos medios izquierdosos es el tema del súbitamente enriquecido Bono, con su hípica financiada, entre otros, por El Pocero, Porcelosa, Seguros Pelayo y Hoteles Beatriz y sus caballos regalos de interesados “amigos”. Lo que nos avergüenza la derecha tampoco debe cegarnos de lo que ocurre por la izquierda.

Notoria la metedura de pata de Rub-al-Khaba para escaparse a las preguntas sobre el Faisán al decir: "Los muertos que vos matáis gozan de buena salud" atribuyéndoselo a Pedro Muñoz Seca en La Venganza de don Mendo cuando hace unos meses la no añorada De la Vega citó lo mismo aseverando que se trataba de un pasaje de la obra Don Juan Tenorio de Zorrilla. Pues va a ser que no, ni lo uno ni lo otro, la frase la escribió el dramaturgo franchute Pierre Corneille en El Mentiroso, título que le viene como anillo al dedo a Rub-al-Kahba, or not?

Dos cositas más: como los más catastrofistas y agoreros ya pronosticamos, el acceso y abandono de Son Espases es un auténtico caos. Y una pronta mejoría de todo corazón para nuestra admirada Esperanza Aguirre.

Se anima la Liga sobremanera ante la más que segura derrota del Barca el próximo sábado, a partir de las 20:00 horas, en el Iberostar Estadio de Son Moix… esta vez sí, en esta ocasión no se verán más banderas y bufandas que las bermellonas y ¡aporellosoee! será el único grito que se oirá.

Hasta entonces, disfrutad con el canguelo culé,
Enrique


2 comentarios:

F.E. Madridista dijo...

Fuuuuuu...!!! Fuera!!! y viva el Madrid a pesar del árbitro....!!!!

Anónimo dijo...

no podeis fallar !!!!visca el mallorqueta!!!



MOU