06 abril 2014

Liga: Lugo – Mallorqueta (2-1): ¿PARA QUE GANAR O EMPATAR, PUDIENDO PERDER?...

mientras mantengamos la categoría...

Como no podía ser de otra manera, me perdí lo mejor del partido al incorporarme en el minuto 14 a la retransmisión de la TVG2, a través de internet. Las bravas huestes insulares ya habían comenzado la conquista de la ciudad amurallada y Martí Riverol·la, de tremenda volea, había adelantado a es nostros.

Seguidamente comentaros que ni Kevin, ni Iriney habían sido de la partida, monsieur Carreras repitió el once que brillantemente había empatado la semana pasada frente al decano del “fumból” español.

Veíamos pasar los minutos, bueno veíamos todos no, porque una acérrima seguidora bermellona, sita en tierras gallegas, fue pilada in franganti, sentada de espaldas al televisor. A lo que iba, ni uno ni otro hacían gran cosa y uno disfrutaba, es un decir, de la contundente, también es un decir, victoria barralet cuando un servidor dijo... esta jugada acaba en gol... y el pitoniso Henry More acertó; se les veía que iban a por todas y que nuestros nueve, sí, nueve defensas no eran expeditivos... tras trallazo y golpe de Miño con la base del poste, ¿qué hacía el ariete enemigo más sólo que la una y por lo tanto sin oposición alguna para rematar? (1-1).

Con ellos empeñados en encerrarnos aunque con escaso éxito y peligro, llegamos al minuto 42 para, ¡por fin!, ver una buena jugada que casi, casi acabó en gol... ¡¡¡uyyyyyyyyy!!!; contraataque, apertura a banda y centro al área al que no llegamos pero retenemos el balón que, desde el otro lado es centrado de nuevo, rechazo de la defensa y tiro que no entró sólo porque se cruzó un defensor que no sé por qué puñetas tenía que pasar por ahí.

Tras la reanudación, obviamente sin cambios, ¡faltaría plus!, los educadísimos lucenses nos obsequiaron con un tremendo regalo que el ínclito Alfaro, quien ni está, ni aparece, ni se le espera, no supo aprovechar.

El minuto 53 fue casi inenarrable... vi como el cuero se alojaba en el fondo de la red local... el árbitro había pitado con antelación una clara posición antirreglamentaria de Tomeu Hemed pero el gozo de ver como el balón besaba las redes contrarias no me lo quita “naide”.

El arreón inicial se apagaría antes de transcurrido el primer cuarto de hora del segundo acto; en el 59' Miño tuvpo una feliz intervención que evitó el cantado 2 a 1. Seguidamente, doble cambio, entrarían Pep Lluis Martí y Álex Moreno por Riverol·la y Alfaro respectivamente.

Minuto 67, tengo la ligera impresión de que les han escamoteado un penalti... NO, en la repetición se ve claramente que no, estos lucenses y un servidor estamos cegos.

En el 82' se produjo un magnífico contraataque bermellón y cuando estaba a punto de saltar de alegría... Tomeu Hemed no acertó a batir al guardavallas de la ciudad devota de San Froilán.

Y llegó, llegó, lleeeeegoooooooo... llegó el gol del horror... minuto 84, otro centro desde la banda y, a pesar de hacerlo entre nuestros dos centrales, remate a placer del contraatacante lugués, quien batiría irremisiblemente al desesperado Rubén Miño (2-1).

Tras nuestro contraataque y antes del suyo, observé a Marco Asensio y a Thomas con visibles síntomas de cansancio, lo cual pudo suponer que ellos armaran mejor su ofensiva pero eso, nunca se sabrá.

Todavía entraría Razinger por Thomas y De Coz, sí, habéis leído bien, De Coz, en el bando rival, motivo más que suficiente para impugnar el partido pues imagino que dicho jugador sabrá poco más que dar patadas.

Enésima decepción, fin a una racha anodina pero calmante y ahora a concentrar nuestros esfuerzos en mantener la categoría, lo que sería un mal menor pero que no augura un futuro halagüeño.

Llama la atención:
  • La pasmosa facilidad con la que los rivales centran sobre nuestra portería desde las bandas.
  • Que la semana que viene nos toque perder en Ponferrada.
El rincón político:
  • Se nos cayó un mito... adiós Espe, la esperanza para bastantes, el miedo para algunos y el odio para muchos.
  • Que cada vez lo del IRPF me salga peor; es normal, hay que mantener al estado elefantiásico.
  • No me parece ni bien ni mal lo que hace Rajoy respecto al candidato para las europeas pero la histeria de algunos izquierdosos, la última era izquierdosa, es conmovedora, ni que hubiera quebrantado la ley.

Lo dicho, la próxima cornada será en la quinta provincia gallega... a ver si nos resarcimos para no hundirnos en el pozo, aporellosoee.

Feliz semana,


Henry


1 comentario:

Soci nº 155 dijo...

Solo nos queda no bajar. Todo lo demás es soñar. Un fuerte abrazo.