05 noviembre 2016

Noviembre tiene que ser decisivo

En contra de lo que piensan muchos, creo que este mes que empezamos ha de marcar el devenir del equipo y de su entrenador por varias razones que paso a exponer. Hasta diciembre no se puede reforzar al equipo. Por tanto este entrenador con los jugadores que pidió tiene que demostar hasta donde puede llegar y con un bagaje de 17-18 partidos será evaluable. Tampoco hay que olvidar unas cuantas cosas positivas en su haber: defensivamente tenemos buen nivel, importante en segunda, hemos visto el mejor fútbol desde que bajamos de primera, no en todos los partidos, y para mí la clave que es la temporada en que veo competir más y mejor al equipo.

Ya en diciembre habrá que pensar en su posible sustitución si ha lugar, porque para traer a según quién mejor nos quedamos como estamos, y principalmente reforzarnos con jugadores que vayan a servir directamente a la dirección técnica, no deportiva.

Creo que esta tarde nos podemos encontrar con una sorpresa táctica, al menos de inicio, Yuste por delante de la defensa como centrocampista destructivo y los tres Juanes para atacar. Un 3-4-3 que si nos adelantásemos en el marcador pronto volvería a recular. Atentos pues a F. V., le gusta variar un par de veces el sistema durante el partido. Explicaba en Tarragona que el cambio de Ansotegi fue para atacar más ya que sólo dejaba tres defensas atrás. Daba por supuesto que los laterales se incorporaban al medio campo. La realidad fue que en el segundo gol  del Nástic ningún defensa auxilió a Oriol.

Del Zaragoza decir dos cosas. La primera que es el club más histórico de segunda, tiene mejor palmarés que nosotros, y que no viene Lanzarote un auténtico azote para nuestro equipo. Es un equipo rudo y luchador no exento de calidad sobretodo en la delantera.

Esperemos el domingo verlo todo con más optimismo pues si sacamos 7 puntos de 9 lo doy por bien empleado. Aporellosoeeeeeé.





1 comentario:

Anónimo dijo...

Hijos del Lluis Sitjar:
Tres partidos ganados, de trece disputados. Bajo bagaje para un equipo que quiere optar a "algo más".

Cerca del play-off, pero más cerca, aún, del descenso.

Puede ser que Vazquez sea el entrenador con mejores números desde que estamos en la división de plata, pero su forma de actuar, sus cambios a destiempo (el cambio de Lago Junior de ayer provocó la mayor pitada contra un cambio que recuerdo en Son Moix), hace que su profesionalidad quede entre dicho.

El aficcionado mallorquín quiere victorias. Encadenar victorias mejor dicho. No estar "padeciendo pena" jornada tras jornada. Respirar tranquilo algún fín de semana.

Y ójala me tenga que tragar mis palabras, pero, y de momento; Vaaaazquez...VETE YA!!!.