01 abril 2017

Liga 1|2|3: Alcorcón 1 – 0 Mallorqueta: LOS 10 ÚLTIMOS

Hoy más que nunca es necesario recordar a nuestro difunto y admirado Luis Aragonés, quien mantenía que la Liga se jugaba en las últimas 10 jornadas, que son las que quedan y a lo único que se me ocurre que nos podamos aferrar.

Además de las positivas, existen primeras partes malas, muy males, horribles, bochornosas y lo siguiente, que ha quedado definido con los 45 primeros minutos vomitivos, que no jugados, en el estadio municipal de Santo Domingo.

Es inimaginable mayor torpeza, mayor desidia, mayor ridículo y menor compromiso con un Club. Los partidos de patio de colegio ofrecen más calidad, más emoción, más entrega y, sobretodo, tienen un sistema: todos detrás de la pelota.

Lo de ayer viernes fue un tributo al mal gusto, a lo obsceno, a lo irreverente y ¡ojo!, no sólo por nuestra parte, también contribuyeron los maleducados anfitriones, que bien podrían habernos brindado un poco de espectáculo.

Tras la reanudación, la debacle, sin tiempo a más, a la salida de un córner, Santamaría no ejerce la más mínima autoridad dentro del área pequeña mientras a Ansotegui le roban la cartera por arriba; mejor dicho, se la deja robar porque no hizo el más mínimo amago de saltar.

Tímida reacción bermellona habilitada por Salomao y desperdiciada primero por Lago Jr. y después por el largo conde Lekic; muy poco más hasta el final, inoperancia, bisoñez, naufragio y un recital de impotencia… primera de las verdaderas finales lastimosamente perdida… ya queda menos para estar matemáticamente descendidos… quizás sea lo mejor…

Llama la atención:
Que el efecto Olaizola se haya deshecho como un azucarillo (creo que ya lo dije); ha perdido el rumbos que nunca encontró Vázquez (ahora algún incauto lo defiende… cuán corta es la memoria).

El rincón político:
Ussía se lo pregunta: ¿qué opinan los de “potemos” del golpe de estado venezolano?... yo no digo más, que esto es un blog futbolero.

La parte positiva de todo esto:
Contábamos con perder frente al Levante y, por lo menos, empatar con el Alcorcón… golaverajes aparte, estamos igual a falta de las decisivas 10 últimas jornadas y ya que Javier O. no ha dimitido ni lo han cesado, recemos y aporellosoee, tiremos “palante” y no arrojemos la toalla, mejor dicho, recojámosla del césped porque, ¿alguien no la había tirado ya?.


El sábado, a partir de las 16:00 horas, en casa frente a la Gimnástica… ¿será la puntilla o un atisbo de esperanza?... me temo lo peor pero… mai se sap.

SÍ SE PUEDE... ¿o no?


No hay comentarios: