10 marzo 2019

Liga 1,2,3: Mallorqueta 1 - 0 Oviedo: APORELLOSOEE

El título hace referencia a lo único que nos queda por hacer esta temporada, estamos prácticamente salvados (para los más pesimistas) y hay que dar el todo por el todo, ir a muerte a por meterse entre los seis primeros... o entre los dos.

Por Enrique Mas.-

Si de prever era la entrada de Baba por Pedraza, se confirmó a Pervis en detrimento de Salva Ruiz y saltó la sorpresa al no poner el míster a ningún extremo diestro en favor de su predilecto Ález López.

Salir no salimos empanados, al contrario, no nos dejamos apabullar como en otras ocasiones pero aparte de esto, que de por sí no fue poco, los primeros 45 minutos fueron "aletargantes", faltos de mordiente, con bastantes pérdidas de balón, con continuas paradas provocadas por las faltas, mayormente enemigas, y, si mal no recuerdo, sin lanzamientos a puerta... fin de la soporífera primera mitad, esperanzadora, eso sí, porque por poco que es nostros se pusieran el traje de faena, el partido era nuestro.

The second half fue otra cosa, apenas transcurridos 7 minutos entró Stoichkov por Álex López y aunque pasamos de jugar sin extremo derecho a una aglomeración inédita de jugadores por la siniestra del ataque, el equipo ganó en empuje, Salva Sevilla empezó a tocarla bien, nuestros zagueros pudieron adelantar posiciones ante la inoperancia ofensiva carbayona y comenzamos a tener buenas ocasiones y a presenciar los mejores momentos de Ante Budimir, magnífico ariete donde los haya que, sin las mismas características, me recuerda a Aritz Adúriz en la eficacia y beneficios para el conjunto.

Veamos, tampoco era un acoso incesante, ni aquello de decir que tanto va el cántaro a la fuente que..., ni un no parar de ocasiones o vicegoles pero la cosa había cambiado y fruto de ello, en jugada ensayada, ya en otra ocasión de feliz final, Pervis Estupiñán, de grotesco xupinazo, consiguió, a la salida de un córner botado por Salva Sevilla, el gol que al fin y a la postre nos daría la victoria, los tres puntos y la esperanza.

Justo antes del goal, Leo Suárez había entrado por Dani Rodríguez y en las postrimerías del encuentro lo haría Abdón por un renqueante Lago Junior. No sufrimos, tratamos de buscar el segundo, cumplieron nuestros chicos con su deber y ganamos a otro rival directo, golaverage incluido... ¿que más se puede pedir?.

Nos toca ahora ir a territorio canarión, será el domingo a partir de las 20:00 h., hora peninsular e insular balear, cuando comience una nueva victoria a domicilio que nos elevará a los altares... aporellosoee.

Feliz semana,



No hay comentarios: