13 abril 2019

Equilibrio

Tres son los factores que más influyen en el rendimiento de un equipo. Trabajo, equilibrio y el azar. Trabajo se le presupone y el azar es incontrolable pero dotar de equilibrio a un equipo es virtud que algunos entrenadores son capaces de dar a sus equipos. Esto no significa ganar campeonatos, ascensos o lo que sea pero si dotar de un estilo de juego que da seguridad y buen hacer a los equipos que lo poseen. Este era una de las características de los equipos de Cúper y que el Mallorca actual no acaba de adquirir. Por eso se explican los malos resultados a domicilio. Nos falta equilibrio en un equipo muy conjuntado, con valores importantes como ser equipo, jugar bien al fútbol en muchos partidos aunque sólo sea una parte y correr y esforzarse a tope.
Si lográramos el equilibrio necesario no tendríamos esa falta de resultados como visitante.
A veces se da un cuarto añadido y es que el enrenador sea un visionario como Luis Aragonés que es capaz de dar un plus a su equipo y entonces si se consiguen grandes metas. Pero de éstos hay pocos.
A quién no se puede pedir equilibrio es a la afición que lo que quiere es ganar o ganar y eso no ocurre siempre. Los comentarios que hay que leer, aún perdiendo en Córdoa, no dan idea de un equilibrio por parte de los aficionados. Y pienso que sólo el equilibrio puede darnos una satisfacción esta temporada que ya de por sí ha sido un éxito.


No hay comentarios: