13 mayo 2019

Liga 1,2,3: Descendida Gimnástica 2 – 1 Mallorqueta: NO HIJO, NO


Era necesario dejar pasar unas horas para no escribir demasiado hundido, resignado y apasionado. La derrota ha sido un mazazo, maletines aparte.

Por Enrique Mas Cassel.-

Tengo para mi que aunque pudiera parecer lo contrario, Vicente Moreno no fue fiel a sus principios, el equipo no salió lo concentrado y concienciado que la ocasión requería y algo raro les sucedía a los contrarios, que no debieron ser enemigos, a los que parecía ir la vida en el encuentro.

Estuvo a punto de obrarse el milagro con el empate en el 89 pero la fuerza del maletín, que la flor se hubiera marchitado y la falta de concentración de es nostros propiciaron una nueva derrota contra un enemigo de los, a priori, asequibles.

Otra primera parte para olvidar con alguna ocasión, probablemente la más clara en las botas de Ante Budimir, justo antes del gol tarraconensis, y un planteamiento e implicación que distaban de ser los óptimos.

La segunda mitad, con la entrada de Abdón, seguida de la de Álex y la de Stoichkov, fue algo mejor aunque sin poner a los locales en excesivos aprietos y con el convencimiento del que suscribe y de otros seguidores de nuestro blog, de que un empate sería, visto lo visto, un mal menor.

Y llegamos a soñar con ese puntito cuando Abdón, a trancas y barrancas, en el 89’, introducía el cuero en el fondo de las mallas “násticas” pero el sábado teníamos que pifiarla de nuevo y un lejano tiro cruzado en el tiempo de prolongación, se colaba irremediablemente en nuestra portería para mayor alegría de unos jugadores que volvían a ver sus cuentas corrientes convenientemente infladas o, si no, que me lo expliquen.

Aferrémonos a un puesto en el play-off y confiemos en la diosa fortuna, la inspiración de entrenador y jugadores, la confluencia de los astros y una actitud coherente lejos de Son Moix para volver a la Primera División (a los de la vía de cintura no les deseamos lo mismo, of course).
A ver lo que nos depara el encuentro frente al Almería, el hundimiento definitivo o seguir aferrados a jugar bola extra.

Feliz semana, sufridos mallorquinistas,



No hay comentarios: