17 junio 2019

Play-off de ascenso Liga 1,2,3: Albacete 1 – 0 Mallorqueta: CALMA SEÑORES, CALMA


No faltó el apoyo de la afición para este definitivo desplazamiento, fans que apoyaron en todo momento y que celebraron con algarabía el pase a la final de los play-off de ascenso a la Primera División.

Por Enrique Mas Cassel.-

Allí estábamos, con bastante antelación y después de dar buena cuenta de unos magníficos gazpachos manchegos, algunos de los seguidores incondicionales de nuestro aporellosoee. El Carlos Belmonte casi lleno y nosotros, unos 500 bermellones, arrinconados y eternamente vigilados por la Policía Nacional y los seguratas de rigor.
Sin novedades en el once titular, parecía que el guion se estaba cumpliendo pues evitamos el típico arreón inicial que todo visitante parece que debe soportar pero se nos derrumbó el castillo cuando Lago cometió una falta probablemente innecesaria que un adversario, a little bit fosc, se encargó de ejecutar magistralmente, 1-0.

Sin que se pueda decir que estuviéramos a merced de las huestes enemigas, no fuimos capaces de desarrollar nuestro habitual juego preciosista, lo que nos llevó a cierta intranquilidad durante el resto de los primeros 45 minutos.

La segunda mitad fue otra cosa, desde el chiflido inicial nuestros muchachos se pusieron a hacer lo que debían y lo que saben, control, paciencia, presión y escaramuzas. Transcurría el tiempo, lento para nosotros, raudo y veloz para los navaqueros, y presagiábamos un tranquilizador gol barralet que nunca llegó, aunque el dominio era claro, el peligro estaba ahí y como no podía ser de otra manera, arreció en los minutos finales moemento en el que Manolo Reina, el de Villanueva del Trabuco, realizó primero una magnífica intervención para, ya en el descuento, salvarnos de la prórroga con un prodigioso y plástico paradón.

Alguna tangana y finaaaaaal del partidoooooo, finaaaaaal y eliminatoria ganada; se desató la euforia, comenzaron los cánticos, agradecimientos, vítores y demás; ahora bien, sin olvidar el espectacular temporadón efectuado y lograda la permanencia, todavía no hemos logrado el sueño anhelado, de ahí lo de CALMA SEÑORES, CALMA.

Muy serio encuentro de tots es nostros, destacando el mencionado malagueño y Leo Suárez (hasta que se desfondó); menos acertados estuvieron Lago Junior y Dani Rodríguez.

Ahora toca el Dépor de José Luis Martín, que habrá tenido 24 horas más de descanso que nuestros guerreros, más difícil será acompañar al equipo a Riazor pero pase lo que pase allí, el fortín de Son Moix dictará sentencia el domingo. ¡Qué emoción!... mallorquinista hasta la muerte.

















1 comentario:

Anónimo dijo...

Perfecta descripción de lo sucedido por uno de los valientes que estuvo allí. Mención especial para estos 500 aficionados que se destriparon para animar al equipo. Sin duda su apoyo también ayudó a la clasificación.